Mostrando entradas con la etiqueta W.H.Auden 2. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta W.H.Auden 2. Mostrar todas las entradas

viernes, 15 de marzo de 2013

W.H.Auden 2


Una noche fresca muy fresca ideal para sentarse en el lugar más cómodo de casa y leer buenas poesías.Por ejemplo la de W.H.Auden. Considerado casi tan importante como T.S.Eliot Auden no le iba en zaga. Sus poemas son un ejercicio de inteligencia, decadencia e ironía british.Este es mi segundo post del escritor y no se agota aquí. Wystan Hugh Auden (1907/1973)fue poeta y dramaturgo de origen inglés. En 1925 ingresó en el Christ Church College de Oxford, Auden fue maestro de escuela en Escocia e Inglaterra.Durante la década de 1930, junto a notables intelectuales y sensibilizado por la realidad social, desarrolla una marcada tendencia izquierdista. Obra literaria: Poems (1930 y 1933), con el que consolida su fama, trata sobre el derrumbe de la sociedad capitalista inglesa. Look, Stranger! (1936), Spain (1937), Another Time (1940),For the Time Being (1944), The Age of Anxiety (1947) por el cual recibe el premio Pulitzer de poesía en 1948, Nones (1952),About the House (1965), City Without Walls (1969),etc. También escribió obras teatrales y critica literaria. Se nacionalizó como norteamericano después de 1939. TAMBIÉN NOSOTROS VIVIMOS BUENOS TIEMPOS También nosotros vivimos buenos tiempos cuando el cuerpo sintonizaba con el alma, y bailamos con nuestros amores sinceros a la luz de la luna llena, y nos sentamos con los sabios y los justos y fuimos ganando ingenio y alegría en torno a algún plato selecto gracias a Escoffier. Y sentimos esa gloria impertinente que las lágrimas suelen alejar, y quisimos que los corazones briosos cantasen con el estilo grandioso de los antiguos. Pero fuimos importunados y fisgados por la multitud promiscua, los editores nos convirtieron en fraudes para aturdir a la multitud, todas las palabras como Amor y Paz, todos los discursos cuerdos y positivos fueron ensuciados, profanados y degradados, los convirtieron en un chirrido horroroso. Ninguna oratoria sobrevivió a aquel pandemonio salvo la amarga, la soterrada, la irónica y la monótona: ¿y dónde encontraremos cobijo para la alegría o el simple bienestar cuando apenas queda nada en pie más que los suburbios de la discordia? NUNCA HABRÁ PAZ Aunque el clima benigno y claro vuelva a sonreír en el condado de tu estima y regresen sus colores, la tormenta te ha cambiado: nunca olvidarás la oscuridad que enturbia tu esperanza, el vendaval que profetiza tu caída. Tienes que vivir con tu conocimiento. Detrás, más allá, fuera de ti, hay otros, viviendo soledades sin luna que tú no conoces, pero ellos sí te conocen a ti, seres de género y de número desconocido: y tú no les gustas. ¿Qué les has hecho? ¿Nada? Nada no es una respuesta: llegarás a creer (¿cómo puedes evitarlo?) que sí lo hiciste, que les hiciste algo; te encontrarás deseando hacerles reír; y anhelarás su amistad. Nunca habrá paz. Por tanto, pelea, con todo tu coraje y con todas las artimañas descorteses que conozcas, y ten bien claro esto: su causa, si la tenían, ya no les importa; odian por odiar. Un escritor que no se callaba lo que pensaba, su conocimiento de la psicología juega un papel importante en esas palabras que lo dicen todo o por lo menos lo intuyen todo. Auden no cabe dudas fue un maestro de una fuerte intelectualidad que a veces vuelve de mármol cierto lirismo pero resurge en su conciencia social y en el manejo de una poesía contundente y universal.