Mostrando entradas con la etiqueta Viernes poesías. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Viernes poesías. Mostrar todas las entradas

viernes, 25 de noviembre de 2011

Viernes


viernes a la noche. Paz silencio serenidad.Momento para escuchar música. Para pensar en lo que fue y lo que vendrá. Somos seres del espacio. Habitamos un mundo difícil pero recuperable. Siempre lo positivo debe primar.Aunque nos atiborren de frases y palabras " riesgo país"" tasas""crisis""desempleo", etc. Signos de los tiempos que corren. Portugal, Italia,Grecia, España y lo que vendrá.¿Es que alguien cree que esta debacle no lo va a tocar?. No. estamos en una balsa en medio de la nada y no sabemos quien o quienes van a sobrevivir.Somos hermanos no olvidarse antes que caigas voy a perderme en el abismo para salvarte.

Post ilustrado con foto de www.republicavirtualwordpress.com

viernes, 14 de agosto de 2009

Viernes poesía

Viernes. Por fin. Un feriado largo para descansar , para pasear , para ver amigos, para hacer fiaquita frente a la televisión, ver muchas pelis...

Y leer poesías como éstas: Una es de la escritora española Ana María Moix

Aquel hombre de ojos rojos y chaqueta azul venía...

Aquel hombre de ojos rojos y chaqueta azul veníade muy lejos. Balbuceaba canciones por los parques y solía relatar historias aparentemente sin sentido. Sin embargo, parecía poseer un extraño entendimiento y saberpor qué algunos adolescentes lloran al despertar, heridoel pecho por el resplandor de la mañana.
(Ana María Moix)

Y la otra es del escritor egipcio Fabio Morábito

Para sentirse vivo

En la naturaleza todo está de pie:
los árboles,
los pájaros que están sobre los árboles,
las hojas que se estiran para limpiarse de las ramas.
Y cada uno piensa que los otros son el suelo.
Las hojas creen que toda rama está acostada y ciega,
los pájaros que el árbol ya no crece,
que es una especie de ruina,
y el árbol cree que no hay más árboles,
no cree más que en sí mismo.
Nadie soporta que el sustrato en que se apoya tenga una vida propia,
que no esté muerto,
extinto,
que sea ligero.
Para sentirse vivo hay que pisar una desolación,
algo que ya no tiene nada que decir.

(Fabio Morábito)

Besos. Hasta mañana A domani