Mostrando entradas con la etiqueta Siria. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Siria. Mostrar todas las entradas

jueves, 25 de febrero de 2016

"Silvered water, Syria self-portrait " Ma'a al-Fidda






Es difícil para mí ser objetiva en este caso con " Silvered water..." no importa diré lo que tengo que decir. Aparentemente soy descendiente de sirios libaneses, por eso la falta de objetividad. Me duele el corazón con Siria desde que comenzó el conflicto, como me dolió siempre lo de Palestina, lo de Afganistán, lo de Irak, lo del Líbano... Ser árabe es ser consciente de las raíces y si encima sos descendiente de judíos , qué confusión, qué mezcla de sangre, cómo pararse frente a todo este conflicto y ser justa, dificilísimo.

Siria era un país antes de esta guerra inmunda, perversa,


Esta es la sinopsis que aparece en casi todos los medios de la película me gustó y por eso la copié :" En Siria, los youtuberos filman y mueren cada día. Otros matan y filman.En París, Ossama Mohammed sólo puede filmar el cielo y montar imágenes de Youtube, guiado por el amor indefectible que siente por Siria. De esta tensión entre la distancia, su país y la revolución,
ha nacido un encuentro: una joven cineasta Kurda de Homs le chateó :Si tu cámara estuviera en Homs, ¿qué filmaría? La película es la historia de este reparto"



"Silvered water..." es un film de Ossama Mohammed, también guionista de esta película.Su codirectora es Wiam Simav Berdixan (activista de origen kurdo), quien in situ capta todo el horror de la población siria.Un brillante documental filmado con celulares, cámara en mano (Simav Berdixan en general) 1001 testimonios de los sirios ante esta catástrofe que está diezmando su sociedad. Capa sobre capa, piedra sobre piedra, balas, desierto, las ciudades en guerra se están convirtiendo en nuevas Varsovias, en desiertos infames donde sopla el odio y sobreviven los francotiradores only.

El film dura 93 minutos y es del año 2014.

" EL Guernica de la guerra de Siria " ha dicho el diario Liberation.

El horror: nada puede ni podrá borrar de esas piedras la memoria de los caídos, por eso el film "abusa" de las imágenes visuales, auditivas para recomponer ese mosaico infernal, para que no queden dudas que eso está allí ocurriendo y que luego de 2014 siguieron cayendo tantos otros, terrible, valientes testimonios de estos sirios, de la directora.

La sangre: derramada siempre, la conciencia de ser sirios que llevan en la sangre los sirios que hicieron estos testimonios. "El mundo tiene que saber " parece decir cada uno de ellos.

Simav (idioma kurdo) es el agua plateada , "silvered water".


En el filme se juntan, se mezclan como dije hace un rato capa a capa , se superponen las vestimentas largas, los cuerpos, el llanto, el silencio, la poesía, los gritos sobre todo eso, los gritos. Esto genera una impotencia , una tristeza en el espectador que no se va y no se irá nunca como cuando ví " EL Vals de Bashir " es como que te ponen un cuchillo en alguna parte del cuerpo y no ves el mismo pero sientes que algo se está despedazando dentro tuyo.

La pregunta final (mía) ¿ Que diferencia hay entre Varsovia y Homs ?. Vuelvo y contesto como una siria (que tal vez lo soy ) lagartijas, desierto, violencia,cuerpos putrefactos, sangre, piedras, silencio, gritos, francotiradores, niños sin familia, hambre mucha hambre, deshumanización, supervivencia de unos pocos.

viernes, 3 de julio de 2015

Aboud Saaed , la ironía perpetua en la línea de los misiles








Un bloguero sirio, Aboud Saaed que llega a todos, un día, a través de Facebook y se expresa de forma poética y dice cosas cómo estas de la situación en Siria, el miedo, el vacío, la presencia de la guerra, el dolor, etc.


"Lo peor de la guerra es todo. Es el hambre, el frío que se siente hasta en las noches de verano en que la piel se vuelve pegajosa por el calor, el miedo, la forma en que los ojos se acostumbran a la oscuridad, el vacío. No sé si algo es peor a algo, pero ahí está ese vacío, el de los edificios desplomados alrededor, las muertes de los seres queridos, y de los desconocidos, la gente que ya no está porque emigró, el dolor, que es otro agujero, y se retuerce fuerte en alguna parte. El vacío ocupa todos los espacios, convirtiendo la vida, tal y como la conocemos, en cualquier otra cosa que no se parezca a la vida, y se instala en los huecos que antes estaban llenos de cosas cotidianas. Como poder tomar café todas las mañanas, ver la televisión por las noches, ir a comprar tabaco, o esperar a que esa persona te devuelva una mirada, ir al cine o a tomar algo al bar, quejarte de las cosas de tu madre, el trabajo, los amigos, ver un partido de fútbol, qué sé yo, lo que sea que hasta ahora ocupara nuestros días."



El discurso de Saaed es político, opositor al régimen, antirreligioso, erótico, irónico, tomar con ironía este estado de supervivencia no de vida, le permite respirar, salir a tomar aire después de sus incontables cigarrillos diarios, el humo de la guerra y el humo del placer se entremezclan en sus escritos de Facebook, el escritor de un libro " Yo,el más inteligente del Facebook" y que se encontraría en vías de escribir otra obra nutrida seguro de más posts de Facebook, pero ya en Alemania, protegido de los misiles cotidianos pero no del horror que seguramente metió en sus valijas cuando tomó el avión para Europa.

Saaed vivía en Manbedj, un pueblo cerca de Alepo, y se dedicaba a la herrería.


Aboud Saaed hace de su obra un arma cultural, una deliciosa, temible, revulsiva maquinaria de despedazamientos de certezas. Toda una revelación literaria donde el soporte, Facebook (una red social más) es materia de cuestionamientos pero también valioso aporte a este mundo cibernético, en guerra, en crisis, donde el amor urgente pareciera ser el único cielo posible en esas tierras lejanas de Medio Oriente.

viernes, 8 de junio de 2012

Siria



Nada de lo que diga en este post podrá salvar una vida en Siria pero aún así pienso que es mejor hablar que callar ante tanto horror y miseria del mundo que permite que se masacre a una población. Tal vez no tengan petróleo pero hoy más que nunca Siria merece que se castiguen las políticas del tirano Bashar Al Asad.No le importa su gente no le duele su país sino no estaría haciendo lo que hace (bombardear a la población civil, perseguir a sus opositores, etc).Desde que empezó la resistencia a su régimen Al Asad se ha ocupado de echar embajadores, de bloquear el acceso a observadores enviados por la ONU y de reprimir incesantemente toda revuelta. Como seres humanos no podemos permitir la muerte de ningún sirio más.MI corazón está con el sufrido pueblo sirio y rezo para que alcancen paz y la tan demorada justicia.