Mostrando entradas con la etiqueta María Teresa Andruetto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta María Teresa Andruetto. Mostrar todas las entradas

martes, 1 de noviembre de 2011

María Teresa Andruetto



La palabra hecha poesía. La poetisa de Córdoba, María Teresa Andruetto quien dice estas cosas que me recuerdan a mi tierra y sus ritmos, a sus siestas, a sus inmigrantes, el olor de la infancia, el pueblo:

Hamaca

Estoy en cama
(la enfermera
se llama Erminda)
Por la ventana que da al patio,
mi hermana pasa a bordo de una hamaca.
Pasan también las moras, el verano,
las chicharras. Ha de ser octubre,
como esta tarde, o tal vez noviembre,
y el calor agobia, porque mi padre
que llega del trabajo, se ha soltado,
cosa extraña, la corbata. Yo estoy
en cama. Y Ana que pasa alegre,
viva, a bordo de la hamaca.
Habrá sido de vidrio el aire,
como esta tarde.

Del latin recordis

El nos leía a Pascoli en la luz
de la mañana y hablaba de las tardes
aquellas del otoño, los perros oliendo
entre las setas, cuando iba con su padre
a buscar trufas. Ella sabía de memoria
la vida de él. El nombraba la guerra,
los años escapando, el abrazo
de Paolo y Etiopía. Ella escondía
bajo el plato las cartas que llegaban,
y les sabía los nombres a los primos
lejanos. A veces en las tardes
recientes del otoño, ella recuerda
a Pascoli y a un pueblo que no ha visto:
hay un niño con su padre y unos perros,
y hay un hombre que se larga por los techos,
y un amigo, y es otoño,
y es la guerra.


Para María Cleofé Boglio.

Ahora que viene el tiempo de los pájaros

Ahora que viene el tiempo de los pájaros
y de los brotes en las ramas y la blancura
del almendro,

ahora que salgo al aire por las tardes
y riego plantas y veo cómo la tierra bebe
el agua,

ahora que se agitan las polleras
al murmullo de la brisa,

ahora que los niños conquistan el baldío
y construyen refugios y saltan vallas,

ahora que en el barrio las mujeres se sientan
a la sombra de los fresnos y toman mate
y hablan,

yo miro a cada instante hacia el Oeste, hacia
tu casa.

La poesía de Andruetto anuda lo simple con lo metafísico. El tiempo de la nostalgia con el presente.La familia, el tiempo, las pequeñas cosas.

Su obra: "Palabras al rescoldo","Pavese y otros poemas", "El anillo encantado"(cuentos), "Misterio en la Patagonia"(cuentos), "Réquiem", "Un árbol florecido de lilas"(cuentos), "Ahora que viene el tiempo de los pájaros", "Kodak","Huellas en la arena"(cuentos), "El país de Juan" (novela),"Tama" (novela),etc.

Múltiples premios acompañan la obra: Premio Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil, Premio Novela Luis José de Tejeda (1992), etc.

Docente licenciada en Letras, periodista reconocida también por su literatura infantil y juvenil. Alguna vez escribió para www.espantapajaros.com lo siguiente "4. Fervor/ Lealtad. Sucede con algunos libros: abren en nosotros una grieta que no nos permite olvidarlos. No se trata exactamente de los mejores libros, sino de aquellos que nos disparan una flecha que, como el amor, como el amado, no flecha a todos por igual. No atesoramos el libro mejor escrito sino aquél que, poseedor de un punctum que lo aloja en nuestra memoria, sigue preguntándonos acerca de nosotros mismos." Yo creo que con los textos de Andruetto uno se adhiere a esa lealtad y a ese fervor por la buena literatura.