Mostrando entradas con la etiqueta Luis Rosales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Luis Rosales. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de junio de 2010

Luis


Luis

los recuerdos son como el mar
tempestuosos
azulados como el oleaje
juventud imperdonable y trágica
cautiva de su propio enamoramiento
toda fuerza
toda pasión
toda belleza
toda energía
Quizás no pensabas envejecer
o te negaste a crecer.
Si hubieras escuchado las voces del viento
esa tarde
diciendo "no puedes"
No puedes Luis
No puedes.

La foto es de maroon de Flickr

martes, 8 de junio de 2010

Luis Rosales



El pasado 31 de mayo se celebraron 100 años del nacimiento del poeta Luis Rosales, en Granada, España. Luis Rosales es ante todo un poeta además de académico y ensayista.Fue durante años director de la revista del Instituto de Cultura Hispánica Cuadernos Hispanoamericanos.

Alguna de sus poesías:

AYER VENDRÁ

La tarde va a morir; en los caminos
se ciega triste o se detiene un aire
bajo y sin luz; entre las ramas altas,
mortal, casi vibrante,
queda el último sol; la tierra huele,
empieza a oler; las aves
van rompiendo un espejo con su vuelo;
la sombra es el silencio de la tarde.
Te he sentido llorar: no sé a quién lloras.
Hay un humo distante,
un tren, que acaso vuelve, mientras dices:
Soy tu propio dolor, déjame amarte.

Ya quisiera escribir uno así con esa magistral pluma.

CANCIÓN DONDE SE EXPLICA, BIEN EXPLICADO, QUE AL PRONUNCIAR UNA SOLA PALABRA PUEDES HACER TU BIOGRAFÍA
A Dámaso Alonso



La palabra que decimos
viene de lejos,
y no tiene definición,
tiene argumento.

Cuando dices: nunca,
cuando dices: bueno,
estás contando tu historia
sin saberlo.

CANCIÓN DE LA NIEVE QUE UNIFICA AL MUNDO
Somos hombres, Señor, y lo viviente
ya no puede servirnos de semilla;
entre un mar y otro mar no existe orilla;
la misma voz con que te canto miente.

La culpa es culpa y oscurece el bien;
sólo queda la nieve blanca y fría,
y andar, andar, andar hasta que un día
lleguemos, sin saberlo, hasta Belén.

La nieve borra los caminos; ella
nos llevará hacia Ti que nunca duermes;
su luz alumbrará los pies inermes,
su resplandor nos servirá de estrella.

Llegaremos de noche, y el helor
de nuestra propia sangre Te daremos.
Éste es nuestro regalo: no tenemos
más que dolor, dolor, dolor, dolor.

LA FERIA DE LOS PÁJAROS
Sentí que se desgajaba
tu corazón lentamente
como la rama que al peso
de la nevada se vence,

y vi un instante en tus ojos
aquella locura alegre
de los pájaros que viven
su feria sobre la nieve.


Luis Rosales es un poeta de la llamada "Generación del 36" (Leopoldo Panero, Luis Felipe Vivanco entre otros). Exponente de la poesía arraigada. En 1949 publica La casa encendida y en 1979 Diario de una resurrección, ambas consideradas sus obras cumbre pero su fama ha estado siempre empañada por la relación que tuvo con la muerte de García Lorca, cuando el poeta fue detenido en su casa en la que había buscado refugio al saberse amenazado. Rosales arrastró toda su vida aquel drama, llevándose el secreto de si alguno de sus hermanos falangistas tuvo algo que ver en aquella detención.Si es así el hombre se lo llevó a la tumba(murió en 1992) y si no es terrible que tanto extremismo político tiña las aguas serenas de la poesía. Amo a García Lorca pero Rosales es un gran poeta y ojalá no sea cierto esto que se decía de su familia.
"La obra de Luis Rosales, que abarca todo el periodo histórico de la posguerra, fue evolucionando desde un clasicismo a un estilo propio cercano al vanguardismo surrealista. Se suelen distinguir dos periodos en su obra, una más preocupadas por cuestiones estéticas, cercana al clasicismo garcilasista, y otra posterior de experimentación vanguardista.
En cuanto al contenido, se ha hablado de la poesía de Rosales como la «poesía de lo cotidiano». El amor aparece en toda su obra de forma sosegada y tranquila, así como la memoria y el recuerdo." dice Wikipedia. Entonces una poesía intimista, cotidiana y religiosa.
Miembro de la Real Academia Española desde el año 1962, Luis Rosales fue galardonado con el Premio Nacional de Poesía en 1953 y con el Premio Cervantes de Literatura en 1982.