Mostrando entradas con la etiqueta La banalidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La banalidad. Mostrar todas las entradas

miércoles, 6 de mayo de 2009

La banalidad

Son tiempos de liviandad. Ahora toda estrellita , toda actriz/cantante se suma a las huestes del poder para decir seré diputada. Los cargos vienen y van se renuncia a las tareas o a los cargos que se vienen desempeñando (con lo cual a uno no le queda claro si eran útiles o no en él) y se postulan para otros. En ese vértigo en esa voracidad uno se siente estafado mareado o asqueado de tanto reparto en vano. La banalidad la berlusconiana política nos revela unas próximas elecciones legislativas decepcionantes. Averguenza tanto descaro tanto caretaje al divino botón. Gastos impresionantes que salen de un pueblo cada vez más exigido y menos considerado a las horas de las repartijas. La indecencia ya es un sello clásico en esto de pretender hacer política. Porque política es otra cosa señores.