Mostrando entradas con la etiqueta Jacobo Fijman. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jacobo Fijman. Mostrar todas las entradas

sábado, 7 de marzo de 2009

Jacobo Fijman, poeta

Jacobo Fijman es un poeta argentino. Nació en Rumania pero vino con sus padres a Argentina siendo niño. Estuvo gran parte de su vida en el Hospital Borda (hospital psiquiátrico). Es un poeta interesante muy poco difundido. Dejo estas poesías (las tomé prestadas de www.poeticas.com.ar). Un incomprendido nuestro Antonin Artaud un loco bueno .

Y sobre todo un gran poeta que supo decir "mis huesos cantan el misterio del mundo".
........................................................................................................................................................................

Demencia:
el camino más alto y más desierto.
Oficio de las máscaras absurdas; pero tan humanas.
Roncan los extravíos;
tosen las muecas
y descargan sus golpes
afónicas lamentaciones.
Semblantes inflamados;
dilatación vidriosa de los ojos
en el camino más alto y más desierto.
Se erizan los cabellos del espanto.
La mucha luz alaba su inocencia.
El patio del hospicio es como un banco
a lo largo del muro.
Cuerdas de los silencios más eternos.
Me hago la señal de la cruz a pesar de ser judío.
¿A quién llamar?
¿A quién llamar desde el camino
tan alto y tan desierto?
Se acerca Dios en pilchas de loquero,
y ahorca mi gañote
con sus enormes manos sarmentosas;
y mi canto se enrosca en el desierto.
¡Piedad!

Poema VI

Ha caído mi voz, mi última voz, que aún guarda mi nombre.
Mi voz:
Pequeña línea, pequeña canción que nos separa de las cosas.
Estamos lejos de mi voz y el mundo, vestidos de humedades blancas.
Estamos en el mundo y con los ojos en la noche.
Mi voz es fría y sucia como la piel de los muertos.

Y esta bonita bonita poesía es extraida de la página www.desibilasypitias.wordpress.com

XVI
Ha entrado la noche,la noche de los días con sus noches, las tierras frías y los bosques muertos.
Ha entrado la noche de la carne y de los sentidos,la noche de las tierras caídas y los cielos muertos.
A la luz de alma crece tu alma, crece mi alma:a la luz de alma padecemos en cosas,y tu pavor en mi pavor, y mi pavor en tu pavor,toda tu soledad, toda mi soledad.
Ha entrado la noche:y yo rezo en tu canto,tu canto en la oración en la noche de los sentidos.
Tu corazón se enciende en tu esperanza;mi corazón se enciende en mi esperanza.En sí se gozan las lunas de sueño y los soles de paz de tu alma y mi alma.Asidas con tus manos lunas de amor; asidos con tus manos soles de amor.

Obras :Poesias (1923/1969) Estrella de la mañana, El molino rojo.