Mostrando entradas con la etiqueta Eric Rohmer. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Eric Rohmer. Mostrar todas las entradas

sábado, 23 de enero de 2010

Eric Rohmer



Me he tomado mi tiempo para hablar de Eric Rohmer, un talentoso director de cine. Talentoso no al estilo de " hice una gran película y eso es todo" sino a la manera de un orfebre que va sacando pequeñas y tímidas obras maestras. Sus films más conocidos " La rodilla de Clara", "Mi noche con Maud", " La marquesa de O","El rayo verde" , "Cuentos de otoño" pero hay otros que no son demasiado conocidos por el público en general pero sí por la crítica y público exigente como por ej. "La panadera de Monceau", "Nadja en París", "Pauline en la playa","El romance de Astrea y Celadón", etc. Rohmer nunca fue un director de mayorías sino un exquisito realizador.
En una entrevista que le hizo la gente de www.pequeñoscinerastas.wordpress.com dijo algo que me parece atinado expresar para entender su cinematografía "Quizá mi película sea un intento, no sé si heroico, pero bien real, en cualquier caso, de “re encantamiento” del mundo...". El hablaba de su último film " El romance de Astrea y Celadon" y sí su cine busca lo universal, lo clásico, lo profundamente humano.
Apasionado del cine también fue crítico de cine (Jefe de redacción de la revista especializada Cahiers du cinema durante los años 1956/63). Nacido en Nancy, Francia sus primeros pasos fueron tanto en la literatura como en el periodismo. Sus influencias en cine Hitchcock,Rosellini, Renoir, Hawks, Carné entre otros.
Texto extraido del diario El Mundo de España "Mi filosofía no ha cambiado ni creo que vaya a hacerlo. Siempre he pensado que una película merece la pena cuando se puede llegar a la esencialidad.". Sus films carecen de efectismos y valoran lo axiológico a la vez que descubren en el ser humano su corruptibilidad y su capacidad de regenerarse. Maestro de la dialéctica y un enamorado del mundo de los valores. Un hombre de otros tiempos, un caballero. Tímido sensible sus películas dan cuenta de ese profundo romanticismo y elegancia.
Eric Rohmer ha recibido, entre otros galardones, el Premio Max Ophuls de 1970, mejor película del Festival de San Sebastián de 1971, Premio Mélies de 1971, León de Oro de Venecia de 1986, Premio de la Crítica Internacional de 1986 y León de Oro de Venecia de 2001 a toda una carrera.

Quería rendirle un homenaje a este intelectual, maestro de directores que murió este 11 de enero de 2010.