Mostrando entradas con la etiqueta El delgado hilo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El delgado hilo. Mostrar todas las entradas

domingo, 7 de diciembre de 2014

El delgado hilo






El delgado hilo de las relaciones humanas. Finito como el cabello más finito. Y esa finitud que decepciona hasta el más duro y corajudo. Se resiste cuando hay por qué pero cuando ves que todo es una ilusión, un tejido de sueños ( mi querido Shakespeare)sombras nada más. Mentira, traición, descortesía, poca caballerosidad, hacer algo para obtener algo. Entonces es cuando pegás un portazo y te vas lejos porque es mejor no estar allí para ver como te pegan en la cara.

Pero tal vez ya lo sabías, en el fondo lo sabías. Y ahora que te quejás. Si ya habías visto bastante ¿ Por qué te quedaste ?.

Lo cual no quiere decir que siga dando mis batallas por un mundo mejor, por una mejor comunicación, por la belleza de los sentimientos verdaderos. No.

Soy tan imperfecta pero trato de dar lo mejor.Y soy demasiado ingenua para un mundo contaminado de levedad recalcitrante. Como siempre digo una amiga mía me lo decía hoy soy de otro siglo, puro romanticismo. Entonces a jugar a que te destrocen NO. Entonces a hacer como si NO. Me niego terminantemente a ser un objeto, un cuerpo. Y nadie ni aún el amor de mi vida me va a convencer de lo contrario. Y si tengo que renunciar a todo para defender lo que creo será así. Moriré sola pero habré vivido la intensidad, la verdad y la transparencia hasta el final.