Mostrando entradas con la etiqueta Dereck Walcott. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dereck Walcott. Mostrar todas las entradas

sábado, 18 de marzo de 2017

Poema XIII, poesía de Dereck Walcott









Mi pequeño homenaje a un gran poeta, adios Dereck Walcott. En este blog ya hablé de él, es una pena siempre es una pena perder a estos grandes artistas.Su poesía "El amor después del amor " me arranca lágrimas", siempre tengo presente sus últimos versos "...Siéntate.Celebra tu vida ."

Aquí va otra poesía de Walcott.


XIII (Midsummer)


Hoy respeto la estructura, la antítesis del ingenio.
La sobre trabajada inmundicia de mis pinturas, ¡mis líneas deficientes! Más
cuando el aire está vacío, no dejo de escuchar la conversación de los actores
el eco de aquello que es ordinario y sabio a la vez.
Los espectros se multiplican con el tiempo, la cabeza abarrotada
rebasa de personajes inquietos, los oídos están firmemente clausurados;
detrás, escucho el murmullo y el alboroto de los actores –
el escenario iluminado está vacío, el estudio a punto,
y yo no puedo encontrar la llave para dejarlos salir.
Oh Cristo, ¡cuánto demora mi oficio!
A veces, es posible ver el destello, cual súbito alborozo
de relámpagos poniendo a la tierra en su lugar; la piel del asfalto
huele a infancia fresca en la lluvia que se evapora.
Entonces creo que aún es posible la alegría
de la verdad, y el poeta joven que se yergue en el espejo
sonríe con aprobación. Se ve hermoso desde este lugar.
Y espero ser lo que él vio, una ruina perdurable.

Dereck Walcott

lunes, 12 de abril de 2010

Derek Walcott



"Siéntate. Celebra tu vida." nos dice Derek Walcott en su poesía "El amor después del amor" y entonces nos convence de que la vida puede ser lenta y apacible.No nos sugiere nos invita y nos dejamos invitar por este poeta de las Antillas precisamente de Santa Lucía. Nos dejamos seducir por estos textos como la mencionada poesía que transcribimos a continuación.

El amor después del amor
El tiempo vendrá
cuando, con gran alegría,
tú saludarás al tú mismo que llega
a tu puerta, en tu espejo,
y cada uno sonreirá a la bienvenida del otro,
y dirá, siéntate aquí. Come.
Seguirás amando al extraño que fue tú mismo.
Ofrece vino. Ofrece pan. Devuelve tu amor
a ti mismo, al extraño que te amó
toda tu vida, a quien no has conocido
para conocer a otro corazón,
que te conoce de memoria.
Recoge las cartas del escritorio,
las fotografías, las desesperadas líneas,
despega tu imagen del espejo.
Siéntate. Celebra tu vida.

Caribeño y Premio Nobel de Literatura 1992. Viajero en su obra hay sin lugar a dudas mestizaje cultural: lo europeo clásico y lo tipicamente americano.Fusión cultural de elementos africanos, asiáticos y europeos. Por muchos años ha dividido su tiempo entre Trinidad, donde tiene su residencia como escritor, y la Universidad de Boston, donde enseña literatura y composición creativa.

Su definición es precisa:

Soy sólo un negro al que le gusta el mar,
Tuve una sólida educación colonial,
Llevo en mí holandés, negro e inglés,
Y soy o bien nadie, o bien un país entero...

Es ese mismo hombre que se pregunta en otro de sus poemas ¿Cómo volverle la espalda a África y vivir?.

Mañana, mañana

Recuerdo las ciudades que nunca he visto
exactamente. Venecia con sus venas de plata, Leningrado
con sus minaretes de toffee retorcido. París. Pronto
los impresionistas obtendrán sol de las sombras.
¡Oh! y las callejas de Hyderabad como una cobra desenroscándose.

Haber amado un horizonte es insularidad;
ciega la visión, limita la experiencia.
El espíritu es voluntarioso, pero la mente es sucia.
La carne se consume a sí misma bajo sábanas espolvoreadas de migas,
ampliando el Weltanschauung con revistas.

Hay un mundo al otro lado de la puerta, pero qué inquietante resulta
encontrarse junto al propio equipaje en un escalón frío cuando el alba
tiñe de rosa los ladrillos, y antes de tener ocasión de lamentarlo,
llega el taxi haciendo sonar una vez la bocina,
deslizándose hasta la acera como un coche fúnebre y subimos.
.....................................................................................
Dice Derek Walcott que "Para mí la poesía es un llamado, y me considero a mí mismo como bendecido por poder escuchar ese llamado". Extraido de www.clavedigital.com

Qué bello es el mundo luego de leer estas poesías. Acercarse al genio de Walcott y suspirar. Gracias Derek.