Mostrando entradas con la etiqueta Blanca Varela. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Blanca Varela. Mostrar todas las entradas

sábado, 18 de marzo de 2017

Strip-tease, poesía de Blanca Varela






"Strip-tease"

Quítate el sombrero si lo tienes
quítate el pelo que te abandona
quítate la piel, las tripas, los ojos
y ponte un alma
si la encuentras.


Blanca Varela

viernes, 17 de febrero de 2017

Suena un timbre..., Blanca Varela







"Suena un timbre, una sirena. Puerta giratoria por donde entro y salgo siempre al mismo lugar; escalera mecánica donde descubro que perdí las piernas hace tiempo en una guerra donde no estuve. ¿Fue una granada o una mirada de ira? Lo cierto es que aquí, en medio de la calle, agito mi campanilla de leproso y canto con una voz gangosa, de lázaro, las bellezas de la vida.

Sus finos zapatos de piel de culebra la llevan hasta mí y con mi dedo que es una aguja de metal, negra, perfecta, infalible, le muestro la carroña, el techo de desperdicios, la ulcerada nariz del poeta, y le digo una vez más a ella, a mi espantada sombra, que me acompañe un día más y un día más y un día…."


Blanca Varela de "Calle 14 "


viernes, 26 de agosto de 2016

Tal vez en Primavera...Blanca Varela






Tal vez en primavera...


Tal vez en primavera.
Deja que pase esta sucia estación de hollín y lágrimas
hipócritas.
Hazte fuerte. Guarda miga sobre miga. Haz una fortaleza
de toda la corrupción y el dolor.
Llegado el tiempo tendrás alas y un rabo fuerte de toro o
de elefante para liquidar todas las dudas, todas las
moscas, todas las desgracias.
Baja del árbol.
Mírate en el agua. Aprende a odiarte como a ti mismo.
Eres tú. Rudo, pelado, primero en cuatro patas, luego en
dos, después en ninguna.
Arrástrate hasta el muro, escucha la música entre las
piedrecitas.
Llámalas siglos, huesos, cebollas.
Da lo mismo.
Las palabras, los nombres, no tienen importancia.
Escucha la música. Sólo la música.

Blanca Varela

viernes, 6 de septiembre de 2013

Escena final (poesía de Blanca Varela)


"Soy un animal que no se resigna a morir" dice la poetisa peruana Blanca Varela en esta hermosa poesía "Escena final". Escena final he dejado la puerta entreabierta soy un animal que no se resigna a morir La eternidad es la oscura bisagra que cede un pequeño ruido en la noche de la carne soy la isla que avanza sostenida por la muerte o una ciudad ferozmente cercada por la vida o tal vez no soy nada sólo el insomnio y la brillante indiferencia de los astros desierto destino inexorable el sol de los vivos se levanta reconozco esa puerta no hay otra hielo primaveral y una espina de sangre en el ojo de la rosa.