Mostrando entradas con la etiqueta Belén Reyes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Belén Reyes. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de diciembre de 2009

Belén Reyes


Estas poesías sublimes son de Belén Reyes, poetisa madrileña. La lectura de ellas me flasheó.Te felicito poetisa y me inclino ante ti.Un genio extraordinario.



Epitafio

A buena hora
Me echáis flores


LA VIDA ES TARTAMUDA

Pasan las cosas pasan.
Desfile de miserias
La vida es tartamuda
Cuesta mucho entenderla.

La gente tiene miedo.
El cielo tiene estrellas.
Mis manos tienen frío.
Tiritando te encuentran.

Pasan las cosas, pasan,
Y al pasar se me cuelan
Sin permiso en el pecho;
Luego, a toser tristeza.

La vida es tartamuda:
Cuesta mucho entenderla.
La vida es contagiosa...
Ojalá lo fuera!¡

Soy una mujer
Ni más ni menos
Sin un hijo fuera
Sin un hijo dentro.
Soy lo que leéis
Este puto verso
Un bastón de letras
Donde apoyo el miedo


Hay quien se tira el rollo

Y se hace rico.
Hay quien se tira al mar
Y le embaraza.
Hay quien se tira a Dios
Y se hace santo.
Hay quien se tira al metro
Con el alma.


LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE MERCURIO

A Amparitxu, a Gabriel.

Yo sé que es vida esto que se mueve
entre estas venas rotas y cansadas.
No hay célula que tienda a resistirse.
No quiero ser inmune a nadie, a nada.

Yo sé, porque me duele cuando escribo,
que Amparitxu se acuerda de Celaya.
La poesía es un arma cargada de mercurio,
a casi todo el mundo se le escapa.
Y no sé por qué insisto en estos tiempos,
se nos van los poetas en silencio,
y luego el homenaje-navajada.

Hago trenzas de versos, me despeino.
Cuando se hace un milagro hay que dar caña.
Yo sé que es vida esto que se mueve
entre estas venas rotas y cansadas.
La poesía es un arma cargada de mercurio,
—hay una minoría que la atrapa—.
Los demás que se apañen con la nómina,
con el vídeo, la coca, o la esperanza.


Hay gente que nos hace el amor por detrás

Que no da la cara.
No quieren pagar impuestos
-no declaran-
Sólo invierten en su ego.
Y de vez en cuando llaman,
(limpian el polvo que echaron)
-¿Qué tal estás, cómo andas?.

Si te intuyen un temblor,
Un te quiero, una mirada,
Rápidamente se escapan.
Hay gente que hace el amor
Con la pared de su casa.

Desnatada

Estoy al borde de ser borde,
me lo noto.
El precipicio crece,
estoy cansada.
Estoy al borde de ser borde,
estoy a punto
de nieve
mucha nieve. Estoy helada.

Estoy al borde de ser borde
y duele mucho.
¡Dios mío, hazme mediocre!
Estoy cansada
de apostarme la vida a cada instante,
de ir desnuda y verter en todo, el alma.

Déjame que me quede aquí
en el medio,
envuelta en celofán,
bien razonada.

Dame mesura, Dios,
dame mesura,
mesura chapucera y cotidiana.

Hazme mediocre, Dios
hazme mediocre.
En vez de corazón
una ensaimada.
Y el alma en tetra-brik
para que dure....

Ten compasión
y hazme desnatada.


Esnifando versos

Y esnifando versos
despejo el destrozo
de vivir en esto
que inventan los otros.

Versos, muchos versos,
lloro tinta, lloro.
Me asomo a un poema
y me lanzo a otro.

Hay que ser feliz o
hacer que lo somos.