Mostrando entradas con la etiqueta Anne Sexton. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Anne Sexton. Mostrar todas las entradas

jueves, 22 de octubre de 2009

Anne Sexton, las confesiones terribles



Anne Sexton es una gran poetisa norteamericana pero no es masiva. Sylvia Plath su compañera de época fue muchísimo más difundida y es mucho más conocida que Sexton. Pero Anne era un talento fuera de serie que dejó algunas perlas como:


THE BLACK ART

A woman who writes feels too much

those trances and portent !

As if cycles and children and islands

weren’t enough; as if mourners and gossips

and vegetables were never enough.

She thinks she can warn the stars.

A writer is essentially a spy.

Dear love, I am that girl.



A man who writes knows too much

such spells an fetiches !

As if erections and congresses and products

weren’t enough ; as if machine and galleons

and wars were never enough.

Whit use furniture he makes a tree.

A writer is essentially a crook.

Dear love, you are that man.



Never loving ourselves,

hating even our shoes and our hats,

we love each other, precious , precious.

Our hand are light blue and gentle.

Our eye are full of terrible confessions.

But when we marry,

the children leave in disgust.

There is too muh food and no one left over

to eat up all the weird abundance.



EL ARTE NEGRO


¡Una mujer cuyos sentimientos escritos son demasiados

arrobamientos y presagios!

Como si bicicletas, chicos e islas

no fueran demasiado; como si duelos, chismorreos

y vegetales nunca fueran demasiado.

Sus pensamientos son que puede amonestar las estrellas.

Una escritora es esencialmente una espía.

Yo soy esa chica, querido amor.



¡Un hombre cuyos escritos conocen demasiados

hechizos y fetiches ¡

Como si erecciones, convenciones y productos

no fueran demasiados; como si máquinas, galeones

y guerras nunca fueran demasiado.

Con muebles usados fabrica un árbol.

Un escritor es esencialmente un pícaro.

Vos sos ése hombre, querido amor.

Nunca amándonos a nosotros mismos,
aborreciendo aun nuestros zapatos y sombreros,

nos amamos unos a otros, preciosos, preciosos.

Nuestras manos son una luz azul suave.

Nuestros ojos están llenos de confesiones terribles.

Pero cuando estamos casados

los niños nos dejan disgustados.

Hay demasiada comida y ninguna sobra

para comer en toda la sobrenatural abundancia.


(versión de Raúl Racedo)

Descalza

Amarme sin zapatos
significa amar mis piernas largas y bronceadas,
queridas mías, buenas como cucharas;
y mis pies, estos dos chicos
que se escaparon a jugar desnudos. Intrincados nudos,
mis dedos. Libres ya de sujeción.
Y todavía más, miren las uñas y
cada una de las diez etapas, tubérculo a tubérculo.
Vehementes y alocados, todos ellos, este cerdito
fue al mercado y este otro se
quedó. Largas piernas bronceadas, y largos y bronceados dedos.
Más arriba, cariño, la mujer
confiesa sus secretos, pequeñas casas
y pequeñas lenguas que te lo cuentan todo.

No hay nadie más que vos y yo
en esta casa en la península.
El mar lleva un cencerro en el ombligo
y yo soy tu sirvienta descalza
por una semana entera. ¿Querés un poco de salame?
No. ¿Querés un whisky, a lo mejor?
Tampoco. Vos no sos de tomar. Vos
me tomás a mí. Las gaviotas persiguen a los peces
gritando como chicos de tres años.
Las olas son narcóticas, me llaman
Yo soy, yo soy, yo soy
toda la noche. Descalza
te camino por la espalda.
A la mañana corro por la cabaña,
de una puerta a otra, jugando a perseguirnos.
Ahora me agarrás por los tobillos.
Ahora vas trepando por mis piernas
hasta que atravesás la marca de mi anhelo.


Poesía brava la suya. Cercada por una angustia existencial que la terminó derribando cuando era una artista consagrada y joven (se suicida en 1974).Su poesía es autobiográfica. Sus temas escandalosos para la época: el aborto, la masturbación,la adicción a las drogas, el suicidio, etc. Confesional, áspera su poética es increíble y valiosa por lo valiente, por lo íntima.Poesías que son fruto de una angustia provocada por depresiones postparto.Poesías que la ayudaron a sacar la rebeldía que tenía adentro pero que no le sirvieron para curarse.

Otra de sus poesías:

Querer morir

Me preguntas pero casi nunca puedo recordar.
Yo camino con mi ropa, impoluta de ese viaje.
Luego, el deseo casi innombrable vuelve.
Incluso entonces nada tengo contra esta vida.
Conozco bien las briznas de hierba que mencionas,
los muebles que has puesto bajo el sol.

Pero los suicidas tienen un lenguaje especial.
Como carpinteros, quieren conocer con qué herramientas.
No preguntarán por qué construir.

Me he afirmado dos veces con facilidad,
he poseído al enemigo, he comido al enemigo,
he aprendido su arte y magia.

De esta forma, densa y reflexiva,
más caliente que el aceite o el agua,
he descansado, baboseando por la boca de la máscara.

No pensaba en mi cuerpo ante la aguja.
Incluso había olvidado la córnea y aquellos restos de orina.
Los suicidas ya han traicionado al cuerpo.

Nacidos muertos, no se matan siempre,
pero deslumbrados, no olvidan una droga dulce,
tan dulce que hasta los chiquillos mirarían y sonreirían.

¡Toda esa vida escondida en tu lengua! -
eso, se convierte en pasión.
La muerte es un triste hueso; magullado, me diríais

y, no obstante, ella me espera, año a año,
para deshacer con sutileza una vieja herida,
para extraer mi aliento de su horrible cárcel.

Allí, en equilibrio, los suicidas se encuentran,
arrasando fruta, una luna hinchada,
dejando el pan que equivocaron por un beso,

dejando abierto el libro por descuido,
algo no hablado, el teléfono descolgado
y el amor, no importa lo que fuera, una infección.


Más allá de sus depresiones, su cansancio de vivir o sus problemas mentales es claro que esta poetisa supo desnudar el hastío, la soledad, la inconformidad que sentía de sentirse solo una ama de casa. "De noche sola ,me caso con la cama" decía en uno de sus poemas.

Y sí era una mujer que era valiente a pesar de todo y que podía sostener una poesía como ésta

" De esas"

He salido al mundo, una bruja poseída,
rondando el aire negro, más valiente por ello;
soñando el mal, he sobrevolado
las casas planas, de luz en luz:
pobre solitaria, con mis 12 dedos, enajenada.
Una mujer así no es una mujer, lo sé.
Yo he sido de ésas.

He encontrado las cuevas tibias del bosque,
las he llenado de sartenes, esculturas, estantes,
de armarios, sedas, de incontables bienes;
he preparado la cena para gusanos y elfos:
llorando, aullando, ordenando lo que estaba mal.
A una mujer así no se la comprende.
Yo he sido de ésas.

He viajado contigo, carretero, saludando
con los brazos desnudos a los pueblos que pasaban,
aprendiéndome las últimas rutas de la claridad, superviviente
allí donde tus llamas aún muerden mis muslos
y crujen mis costillas bajo la presión de tu carreta.
Una mujer así no se avergüenza de morir.
Yo he sido de ésas.

Obras: Live or die (1966), All my pretty ones (1962, The death notebooks(1974), Transformations, To Bedlam and Part way back(1960),etc.